-El Sur-

Es una tierra convulsa, prácticamente el Tirano no tocó el sur por lo que siguió evolucionando en literatura, cultura y filosofía. Actualmente, la riqueza está en esta zona al contrario que al norte. Las corazas de estas tierras son decorativas, las espadas son ligeras y finas, y los hombres hablan de honor más que lo defienden los reinos más relevantes del sur, que son los reinos de Hessera; un grupo de tribus mercaderes xenófobos muy parecidos a los islámicos de las taifas, que tienen una religión secreta y un idioma complejo, y de los que se dice que mienten más que hablan.

Los reinos de Ghilnar, Lazharil y Sareina son las tres potencias más fuertes de una serie de territorios costeros llamados los Estados Pirata, un ambiente muy similar a los que había en el mediterráneo del siglo XVI, con árabes, griegos, turcos, italianos ye españoles dándose cañonazos. La gran fuerza militar del sur es el imperio ateliense, un lugar de cultura y refinamiento combinado con leyes rígidas y crueles y una dictadura militar acérrima se formó gracias al tirano, pero ha sobrevivido hasta hoy intacto.

-El Este

Solo hay un reino: Kreuz

El más grande de todos, con un ejército inacabable, y gobernados por un rey inmortal, Kreuz. Este reino nunca cayó ante el tirano, y sigue soportando ataques de todo tipo, estoico. Es un sitio de orgullo y tradición, que se muere lentamente, reacio a los cambios del oeste.